El papa Francisco en Lampedusa: “Cuánto han sufrido y algunos no consiguieron llegar”

“Hemos caído en la globalización de la indiferencia, hemos olvidado el llanto por los demás.”

el papa el lampedusa

Una patera, para la misa del Papa Francisco; un báculo en forma de cruz, hecho con la madera de las pateras naufragadas.

“Inmigrantes muertos en el mar, desde esas barcas que en lugar de ser una vía de esperanza han sido una vía de muerte. Así es el título de los periódicos.

Cuando hace algunas semanas he conocido esta noticia, que lamentablemente tantas veces se ha repetido, mi pensamiento ha vuelto a esto continuamente como una espina en el corazón que causa sufrimiento.

Y entonces he sentido que debía venir aquí hoy a rezar, a realizar un gesto de cercanía, pero también a despertar nuestras conciencias para lo que ha sucedido no se repita, por favor.

¿Adán, dónde estás?, Caín, ¿dónde está tu hermano? ¡Estas dos preguntas de Dios resuenan también hoy, con todas sus fuerza! Muchos de nosotros, también yo me incluyo, estamos desorientados, ya no estamos atentos al mundo en que vivimos, no cuidamos, no custodiamos lo que Dios ha creado para todos y ya no somos capaces ni siquiera de custodiarnos unos a otros. Y cuando esta desorientación adquiere las dimensiones del mundo, se llega a las tragedias como a la que hemos asistido.

‘Adán, dónde estás?’, ‘¿dónde está tu hermano?’, son las dos preguntas que Dios hace al inicio de la historia de la humanidad y que dirige también a todos los hombres de nuestro tiempo, también a nosotros.

Pero yo querría que nos hiciéramos una tercera pregunta: ‘¿quién de nosotros ha llorado por este hecho y por hechos como este?, ¿quién ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas?, ¿quién ha llorado por estas personas que estaban en la barca?, ¿por las jóvenes mamás que llevaban a sus niños?, ¿por estos hombres que deseaban algo para sostener a sus propias familias?

Pidamos al Señor que borre lo que queda de Herodes también en nuestro corazón; pidamos al Señor la gracia de llorar sobre nuestra indiferencia, sobre la crueldad que hay en el mundo, en nosotros, también en aquellos que en el anonimato toman decisiones socio-económicas que abren el camino a dramas como este. ¿Quién ha llorado?, ¿quién ha llorado?, ¿quién ha llorado hoy en el mundo?

Esta entrada fue publicada en Comunidad Viatoriana y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s