SAN ROMERO de AMÉRICA

San Romero de América

Su hermano en el episcopado, Pedro Casaldáliga, le inmortalizó tempranamente como ‘San Romero de América, pastor y mártir nuestro’. Desde que su sangre se mezcló con el sufrimiento del pueblo mientras celebraba la eucaristía, sus compatriotas le hicieron santo y guardaron para siempre el recuerdo de sus palabras valientes y su compromiso por la defensa de los derechos humanos. Por eso, su reciente canonización como primer santo salvadoreño no solo hace justicia y rinde tributo a la verdad de su martirio “por amor a los pobres”, sino que confirma el ‘sensus fidei’ que emergió el mismo día en que cayó tiroteado junto al altar donde hacía memoria del ‘Divino Traspasado’.

Oscar Elizalde Prada (pliego de Vida Nueva 3.102)

Descargar

Esta entrada fue publicada en Comunidad Viatoriana, Iglesia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s