Viator Web 68 – Céraphin Ouedraogo c.s.v., Burkina Faso

Céraphin Ouedrago csv

 

Era una vez, un hombre de fe de Burkina Faso

Había una vez un hombre de fe originario de un país del Sahel sin litoral, situado en el corazón de África Occidental, con una superficie de 274.000 km2 donde coexisten unas sesenta etnias que aglutinan a 16 millones de personas. En esta comarca africana, en Burkina Faso, nació un gran hombre de fe y de servicio. Motivado por los valores evangélicos y ancestrales, el padre Luis QUERBESANOU, con cincuenta años cumplidos, vela desde hace varios años, como párroco, en la parroquia de WENDEMI[1]. Siempre presente en el corazón de sus fieles, participa en las alegrías, las expectativas, las tristezas, los miedos y las esperanzas del pueblo de Dios. Sí, no amaría a su pueblo si cerrara los ojos ante aquello que lo está oprimiendo. Él vivió la revolución de agosto[2], él sabe, con un corazón lleno de grandes valores pastorales, abandonar lamentos infantiles, lamentos demasiado fáciles que se oyen aquí y allá, y que convierten a los burkineses en víctima de la colonización, de la trata de esclavos, de las amenazas climáticas, del encierro territorial sin salida al mar, de la pobreza del subsuelo y de una larga letanía de carencias. Sí, no se puede negar que estas realidades, han pesado y pesan aún en cierto modo en la curva evolutiva de la tierra de los hombres íntegros, pero nada de esto importa, el padre QUERBESANOU se rindió pronto a la evidencia de que con Cristo, el futuro sigue abierto; incluso las situaciones más desastrosas pueden transformarse en gracias. Por consiguiente, no es acertado encerrarse en una fatalidad de la historia.

“Solamente el espíritu, si sopla sobre el barro, puede crear al hombre[3].” Pero ¿qué es este barro burkinés para el Padre QUERBESANOU? Todos los pueblos conocen su propia revolución, En Burkina vivimos nuestra última en 1983 y fue muy significativa. Esta toma de conciencia de nuestro propio destino, este proceso de auto-aceptación en vistas a un mayor bienestar – porque se está bien con los demás solamente en la medida en que se está bien consigo mismo – este precioso regreso a los orígenes ha sido, por desgracia, dañado por intereses políticos muy egoístas. La juventud, que representa más del 60% de la población de Burkina Faso, ha sufrido una negativa del Estado que, a través de discursos demagógicos, se ha mostrado inútilmente providente. Para una multitudinaria clase joven sin estudios, que será analfabeta a medio plazo, la desilusión, la pérdida de valores, del sentido de la vida, sigue siendo el fruto amargo de un éxodo rural. Para los jóvenes titulados, la esperanza de un trabajo, de un futuro mejor choca diariamente con un sistema con techo de cristal: las barreras invisibles de los partidos políticos y de los clanes tienen la vida dura. Presa de la desesperación, muchos jóvenes, sedientos de una legítima calidad de vida, se entregan con los ojos cerrados a los terrenos auríferos, unos para cavar agujeros, otros para moler las piedras, otros para vender allí agua, droga, sexo… todo un universo sombrío y duro del que nadie sale indemne. Sí, ésta es la arcilla de la juventud parroquial de Wendemi que el Padre QUERBESANOU ve evolucionar y modificarse año tras año. Y cuando él se rebela contra lo que es inaceptable, muchos de sus feligreses se contentan con decirle, con un tono de fatalismo, de derrota. “Padre, no se puede hacer nada, aquí es así, pero va a funcionar”, Sí, “va a funcionar”, “va a funcionar”, se repite en esta parroquia hasta que, quizá, un día llegue la pesadumbre y el arrepentimiento.

No, el padre QUERBESANOU no podía soportar esta injusticia. En su oración, pedía al Señor de los Tiempos y de la historia de los hombres, que le inspirara un proyecto salvífico para los jóvenes de su parroquia. Dios, que no puede resistir la súplica de sus siervos, le respondió con rapidez. Y cuando Dios habla, da también los medios, Dios hace exactamente lo contrario de lo que hacen algunos de nuestros políticos. En un tiempo récord, nació una asociación católica formada por cristianos comprometidos.

Hombres y mujeres de buena voluntad, ganados para la causa de la juventud desamparada, en torno a su pastor, han concebido este proyecto de múltiples facetas: En un contexto eclesial que no ofrece gran espacio para la Formación continua y permanente de los jóvenes, siendo estos últimos presa fácil para las sectas, se creó un foro con la finalidad de ofrecer sesiones de actividades capaces de reforzar el conocimiento de la fe cristiana, y responder a las cuestiones candentes de la juventud de hoy.

En un contexto social donde tantos jóvenes de esta parroquia carecen de formación profesional, se ha construido un complejo educativo con la misión de formar a los jóvenes abandonados en cocina, costura, fontanería, ganadería y agricultura.

En un contexto social tejido también de conflictos, violencias, heridas, odios y rencores, los jóvenes pierden sus defensas y se desorientan: por consiguiente es importante dar a los jóvenes un marco de introspección y de verbalización, de acompañamiento y de sanación interior para una mayor resistencia y una aceptación fraterna del otro diferente y complementario. Para esto, se necesitarán las contribuciones benévolas de asistentes legales, abogados, psicólogos, educadores sociales.

Así nació y creció el carisma del padre Querbesnaou en la parroquia de Wendemi para que adorado y amado sea Jesús, para que el hombre permanezca de pie.

[1] Wendemi en lengua moore de Burkina Faso significa “Dios sabe”.

[2] La revolución de agosto de 1983 constituyó un giro decisivo en la historia de los habitantes de Burkina que tomaron decididamente su propio destino en sus manos, bajo el mando de los líderes de la revolución, especialmente el capitán Thomas SANKARA.

[3] Antonio De Saint-Exupéry, Tierra de los hombres, ed. Gallimard, 1939, p 218.

Galería | Esta entrada fue publicada en Burkina Faso, Comunidad Viatoriana, CSV, Luis Querbes, San Viator y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s