A Josemari Legarreta-ri

Josemari Legarreta, clérigo de san viator

Te conocí, allá por el año sesenta y nueve, cuando yo era un niño y tú, recién ordenado, eras el padre espiritual de un grupo numeroso. Fuiste mi superior provincial, y también tuvimos algún que otro encontronazo. Eras persona fiel, ordenada, metódica, y yo siempre he sido un tanto ‘asistemático’.

También tuviste ocasión de conocer tu propia debilidad, y te vi sufrir y llorar. Creo que te volvió más humano, más cercano a la debilidad y al sufrimiento de las personas que te rodeaban.

Y te volví a conocer en el Perú, en el Yungay de nuestros amores, donde los ‘asistemáticos’ como yo nos adaptábamos más fácilmente, pero te fuiste amoldando a la improvisación; y te vi sufrir con las personas que sufrían, y sentí que tu corazón iba creciendo y lo ibas dejando en Yungay, en Tamshiyacu, y en Cutervo.

Para mí te convertiste en JOSEMARI, Josemari con mayúsculas; un Josemari de un corazón grande, en el que todas y todos cabíamos y descansábamos. ¿Sabes cuántas y cuántos me preguntaban y me siguen preguntado por ti?

Me duele que te hayas ido, pero sé que estás en el regazo definitivo de nuestra madre Dios, acogido y amado, como tú fuiste aprendiendo a hacerlo. Acuérdate de nosotras y nosotros, de nuestra congregación y comunidad viatoriana a las que amaste con locura, de todas las personas que te han querido y te lloran.

Hoy le quiero dar las gracias a nuestro Dios por tu vida; eskerrik asko, Jauna, bihotz bihotzetik.

Esta entrada fue publicada en Comunidad Viatoriana, Cutervo, Josemari Legarreta, Perú, San Viator, Yungay y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A Josemari Legarreta-ri

  1. yanina zegarra laos dijo:

    Yo era muy jovencita y un dia como tantas veces llegaste de sorpresa a lima desde yungai , me has abrazado y te dispusiste a escuchar una de mis tristezas de aquel tiempo, aun en ese tiempo no nos conociamos tanto, hablamos mucho en un rincon de la iglesia (parecia confesión jaja , pero yo no suelo confesarme) terminamos y me dijiste que te marchabas pa España …perdón para el país vasco jaja… x tus vacaciones, y ya nos depedimos , en esos díaz andaba apachurrada de tristeza y una tarde asi sin mas mi madre me dice, te llaman por el telefono, lo cogi, eras tu , desde el otro lado del mundo, desde tu tierra, llamandome para saber como seguí. Estaba emocionada de ver tu cariño y tu preocupación que de la pena ya quedo bien poquita. Hoy después de tantos años no sabes cuanto valoro y amo esa llamada, porque es cuando conocí tu delicadeza , tu profundidad de ser humano y sin duda el rostro de un Dios tierno y amoroso. Gracias Josemari.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s